sábado, 26 de enero de 2013

Árabes..., pero ¿quién es esta gente?

Árabes, mejor que Mundo Árabe. Hay personas detrás de las noticias.
Cada uno de ellos tiene nombre y apellidos, familia, hijos, vecinos, algunos hasta suegra, deudas, sueños y pesadillas.
Voy a contar todo lo que nunca quisieron conocer sobre los árabes; y ayudar a responder a algunas preguntas: ¿cómo es que existe esta gente?
La empatía es la capacidad de identificarnos mental y afectivamente con el estado de ánimo de otro, diferencia a la raza humana del resto de los animales y su carencia o avería se observa en algunas enfermedades mentales.
Uno de los caminos para empatizar e incluso simpatizar con otros es la cultura, el conocimiento. Nadie se interesa por lo que no conoce.
A continuación, algunos puntos básicos para conocer a los árabes, algunos bien sabidos, otros menos.

¿Quiénes son los árabes?

En negativo
  • No son una religión. Árabe no es sinónimo de musulmán: sólo son árabes alrededor del 20% de todos los musulmanes del mundo. Hay importantes comunidades árabes cristianas en muchos países de Oriente Próximo como Líbano (maronitas, ortodoxos griegos, melquitas), Irak (caldeos, siriacos) o Egipto (el 10% de la población son coptos, alrededor de 8 millones).
  • Por tanto, no son países árabes y sí musulmanes Turquía o Irán. Se podría decir que los países árabes están limitados por el Mediterráneo, el Sáhara, la frontera sur turca y la frontera este de Irak.
  • Los árabes no son una plaga ni un castigo divino.
  • No son una raza, las razas no existen, aparte de la humana. Quizá es más apropiado hablar de grupo étnico, que hace alusión a la identidad cultural, mientras que raza hace referencia a la biología e implica cierta clasificación y jerarquía entre unas y otras. El grupo étnico comparte o puede compartir cultura, ancestros comunes, costumbres, historia, idioma, religión, símbolos, tradiciones.
En positivo
  • Dicen los diccionarios que árabe significa perteneciente o relativo a los pueblos de lengua árabe; persona de Oriente Próximo o del Norte de África que habla árabe como primera lengua.
  • Parece por tanto importante la historia y el idioma. Los árabes hablan árabe y comparten siglos de historia y referencias culturales comunes.
  • Son 350 millones de personas y comúnmente se considera que forman esta comunidad 22 países.
  • Una clave para acercarse a los árabes es tener en cuenta su tremenda diversidad, económica, social, demográfica. Los tópicos funcionan normalmente mal para referirse de un brochazo a un mauritano y a un qatarí. Otro consejo es evitar los frecuentes viajes de 13 siglos que mucho investigador emprende para acabar no entendiendo nada, la explicación suele estar mucho más cerca.
Otros indicadores
  • PIB: 2,41 billones $, billones españoles (PIB de España, 1,47 billones $). La economía española triplica en volumen la saudí, país con mayor PIB de la región; y es 14 veces mayor que la marroquí. 
  • PIB per cápita 6.297 $ (España, 30.000 $).
  • Esperanza de vida al nacer: 70 años. 
  • Gente joven: la mayoría de los árabes -54%- es menor de 25 años. En comparación, el 48% de la población en países en desarrollo y el 29% en países desarrollados está por debajo de esa edad. Esta circunstancia tiene su importancia en relación con la llamada Primavera árabe y para identificar presentes y futuros movimientos migratorios o la práctica imposibilidad de que muchos jóvenes encuentren empleo en su propio país.
  • La media mundial de número de hijos por mujer ha caído drásticamente desde 4,3 en el periodo 1970-1975 hasta 2,6 niños por mujer en 2005-2010. Los países árabes han seguido la misma tendencia, con una tasa de fertilidad a la baja desde 6,8 niños por mujer en 1970-75 hasta 3,6 hijos en 2005-2010.

¿Dónde están?

Los 22 países árabes se pueden agrupar en subregiones conocidas como Mágreb y Máshreq.
Mágreb significa Occidente y comparte raíz lingüística con Algarve y abarca Marruecos, Mauritania, Argelia, Túnez y Libia.
Máshreq significa Oriente y comparte raíz lingüística por ejemplo con Axarquía, una zona situada al este de Málaga, y encuadra países como Egipto, Sudán, Palestina, Jordania, Líbano, Siria, Iraq, Arabia Saudí, Kuwait, Bahrein, Qátar, Emiratos Árabes Unidos, Omán y Yemen.
Al margen de estas dos subregiones quedan Yibuti, Somalia y las Islas Comoras.
Las dos únicas ciudades árabes con Metro son El Cairo y Dubai, que reflejan la primera la mayor ciudad y centro en muchos aspectos de este entorno cultural (Egipto es el mayor productor de culebrones para TV y películas de cine), y la segunda refleja la pujanza económica y también política del Golfo en estos tiempos.
Además de en su propio país, los árabes están... en otros países árabes. La región vive fortísimos movimientos migratorios, causados en muchas ocasiones por motivos laborales. El país árabe más poblado, Egipto, tiene al menos tres millones de ciudadanos emigrados, un millón en Arabia Saudí y otro millón residía en Libia, aunque muchos regresaron a casa durante el conflicto de 2012.
Otro aspecto poco destacado por los medios de comunicación es que cada conflicto político o situación de violencia en un país árabe tiene como consecuencia directa grandes desplazamientos de población, movimientos sur-sur; ocurrió con la invasión de Irak en 2003, de donde se vieron obligados a abandonar el país un millón de egipcios que en esas fechas vivían allí, además, por ejemplo, de dos millones de iraquíes que escaparon de la violencia y recalaron en Siria, donde ahora les ha encontrado la actual guerra civil. Éste último conflicto ha provocado medio millón de refugiados, en su mayoría acogidos en Líbano, Jordania y Turquía.
Los árabes han emigrado también por todo el mundo. Muchos de ellos a América, sobre todo entre el último tercio del siglo XIX y la primera mitad del XX, una buena parte procedentes de lo que hoy es Líbano, Siria o Palestina, que por pertenecer hasta la primera Guerra Mundial al imperio otomano aparecen en muchas novelas hispanoamericanas referidos como "turcos". Haciendo un recorrido de norte a sur, puede haber más de 3 millones de ciudadanos de origen árabe en EEUU y hasta 10 millones en el resto de América; son hijos/descendientes de esta emigración árabe Yubrán Jalil Yubrán, poeta y escritor de gran éxito en nuestras ferias del libro antiguo y de ocasión; Carlos Slim, empresario mexicano; Salma Hayek; Shakira; y hasta tres presidentes con origen árabe han gobernado, Carlos Ménem en Argentina, y Yamil Mahuad y Abdalá Bucáram en Ecuador.
En Europa se estima una población inmigrante árabe de aproximadamente 5 millones de personas, donde destaca Francia como destino y el Norte de África como origen.
En España la cifra se acerca al millón, con Marruecos como segundo origen de nuestros inmigrantes, tras la europea y comunitaria Rumanía, y una colonia de 800.000 personas en nuestro país, de los cuales 130.000 tienen la nacionalidad española.

¿Por qué merecen nuestro interés?

  • Vecinos a 15 kilómetros, la distancia entre Algeciras y Tánger. Hay que interesarse por los vecinos.
  • Primavera árabe, revoluciones árabes, despertar árabe o como lo etiquetemos, este mundo está viviendo un proceso político del mayor interés, ampliando espacios de libertad y de participación política inimaginables hace poco más de dos años, cuando arranca en Túnez y fuerza el cambio de los regímenes autoritarios en ese país y en Egipto, Yemen y Libia, hasta hoy.
  • No es posible entender nuestra historia sin los árabes. Europa y España han conformado su identidad luchando y en contacto con el imperio otomano, en el primer caso, y con los árabes en la Península durante ocho siglos (711-1492). La expulsión de 300.000 moriscos se produce en 1609, por lo que la presencia árabe se prolonga un siglo más de las fechas más repetidas. En cualquier caso, por reacción exagerada, nuestra afición a comer cerdo está muy relacionada con esta prolongada relación con lo árabe y musulmán; Cervantes nos cuenta que Dulcinea era una experta en salar cerdos, como prueba de que era cristiana sin sombra de duda.
  • Los árabes fueron elegidos como enemigo de sustitución a la URSS cuando ésta se derrumbó a comienzos de los 90 y la guerra fría se quedó sin contrincante. El chicle no da ya más de sí, pero seguiremos viviendo las inercias durante bastante tiempo. Mucho politólogo, sin entender gran cosa, se ha tenido que estudiar el temario y se ha especializado en este asunto y no lo va a soltar mientras viva.
  • Los árabes son monoteístas como muchos de vosotros.
  • Sienten una sincera simpatía hacia los españoles.
  • Oportunidades de negocio: muchas empresas españolas están buscando y encontrando contratos en los cercanos Marruecos y Argelia, están presentes en el sector turístico en Túnez, abren mercados en el Golfo en infraestructuras y energía.

¿Qué hablan?

Los árabes se sienten muy unidos a su lengua, a la poesía, a la caligrafía y al uso artístico del alifato (su alfabeto).
Y hay una circunstancia clave: Dios habló en árabe al profeta Mahoma y el Corán está escrito en árabe, por lo que el idioma está en la mano también de 1.500 millones de musulmanes.
El alfabeto árabe, que no el idioma, está también presente en otros países e idiomas como Irán (farsi) o Pakistán (urdu); y fue utilizado en Turquía hasta principios del siglo XX.
El árabe es lengua oficial de Naciones Unidas junto con inglés, español, francés, ruso y chino.
Hace unos años estaba muy vigente en el campo del arabismo el debate sobre la diglosia, el peligro más o menos real de que los dialectos hablados en la calle árabe acabaran formando lenguas propias e independientes del árabe clásico o normalizado, fenómeno similar al latín y el nacimiento de las lenguas romances. La creciente alfabetización de los árabes (en torno al 80% de media) y el canal de TV Al Jazeera (léase Al Yasira) reman en sentido contrario, es decir, que no parece haber peligro futuro de pérdida de pujanza o unidad de la lengua árabe, sino todo lo contrario.
Por último, el árabe se escribe de derecha a izquierda y sólo consonantes que van enlazadas una con otra, sus únicas tres vocales van encima o debajo de las consonantes o directamente no se escriben.

¿Y qué más?

Casa Árabe
Casa Árabe-Instituto Internacional de Estudios Árabes y del Mundo Musulmán es un consorcio institucional creado en julio de 2006 en el que participan el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, la Junta de Andalucía, la Comunidad Autónoma de Madrid, el Ayuntamiento de Madrid y el Ayuntamiento de Córdoba.
Los principales objetivos de Casa Árabe, con sedes en Madrid y Córdoba, son reforzar las relaciones políticas bilaterales y multilaterales, fomentar y acompañar las relaciones económicas, culturales y educativas, así como la formación y el conocimiento sobre el mundo árabe y musulmán. En definitiva, Casa Árabe quiere ser un espacio de conocimiento mutuo y de reflexión compartida: un punto de encuentro (dicen ellos de sí mismos).
En Madrid está situado en las Escuelas Aguirre, un edificio neomudéjar de finales del siglo XIX a las puertas del parque del Retiro.
Casa Árabe es el mejor lugar donde ver una película árabe, asistir a una conferencia, tiene la mejor librería de Madrid sobre estos temas, se puede estudiar árabe y dialectal marroquí y ha debido de cambiar recientemente la contrata del restaurante, hay que ir a conocerlo, pero creo que aún se puede comer hummus y cuscús a precios asequibles.

Fuente de los datos (2011)
Naciones Unidas - Arab Human Development Reports
http://www.arab-hdr.org/
Banco Mundial - Middle East & North Africa
http://web.worldbank.org/WBSITE/EXTERNAL/COUNTRIES/MENAEXT/0,,menuPK:247603~pagePK:158889~piPK:146815~theSitePK:256299,00.html


6 comentarios:

  1. Carlos, enhorabuena por tu blog. Me gusta mucho la idea y la primera entrada que aclara e ilustra muchas cosas. Te seguiré encantada. Bss,
    Celia

    ResponderEliminar
  2. Algunos aportes históricos de la Cultura Arabe en España.

    Agricultura: Mejoraron las técnicas de regadío para lograr buenas cosechas. Trajeron plantas como el arroz, granada, albaricoque, azafrán, caña de azúcar, algodón y naranjo.

    Oficios: Llevaron los avances que habían alcanzado en los trabajos del acero y del cuero, tejidos, cerámica, grabado de marfil, taraceado con oro y con plata.

    Arquitectura: Técnicas avanzadas de construcción detectadas en monumentos tales como el Alcázar de Sevilla y la Alhambra de Granada.

    Ciencia: Propagación del saber científico acumulado por los griegos, la numeración arábiga, conocimientos matemáticos, en química y en
    medicina. En química descubrieron el alcohol y métodos de destilación. Dieron a conocer los inventos chinos tales como la brújula, la pólvora, el papel y el astrolabio. Aportaron a los españoles y portugueses sus conocimientos y experiencia en las ciencias de la navegación.

    Medicina: Uso de nuevas drogas y fundación de hospitales.

    Filosofía, Lengua y Literatura: Aportaron obras de filosofía. Ayudaron a enriquecer el vocabulario aportando muchas palabras árabes como las usadas en pesos y medidas, en construcciones, flora, fauna, empleos administrativos, entre otras. En la literatura relatos fantásticos como Las Mil y una Noches.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A esto llamo yo un comentario constructivo. Muchas gracias.

      Eliminar
  3. Asumir tanta ignorancia de golpe no resulta tarea fácil. Dame tiempo antes de que te pueda hacer algún comentario. Sigo estudiando. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vive, este blog está vivo, ya da pataditas, y todo gracias a lectores inteligentes, inquietos como los que aparecéis por aquí..

      Eliminar
  4. Bueno, bueno, bueno……y bueno (bis). Lo que más me gusta es la socialización del conocimiento que permiten estas extrañas redes. Muy bien traído el comentario de Ibn Hazm. Humanista cargado de saberes de todo tipo. Mil y una noches después, otro filántropo reaparece para mostrarnos las esencias del amor por el mundo árabe, musulmán…..armas de destrucción mas IVAsss….vaya lío!!!!.

    En hora buena, como decía aquel. Te seguiré con pasión.

    Bronco.

    ResponderEliminar